Promesa de compraventa ¿para qué sirve y cuáles son sus beneficios?

Octubre 4 de 2022

La promesa tiene un papel fundamental en el traspaso de una propiedad, ya que crea confiabilidad en las partes a la hora de negociar. Es por esto por lo que es importante que conozcas todo sobre la promesa de compraventa: desde sus beneficios hasta los compromisos que acarrea.

¿Qué es la promesa de compraventa?

Básicamente, es un contrato en el que un vendedor y un comprador acuerdan la venta de una propiedad. Este funciona como el inicio de un proceso de compra y para la reserva del inmueble ante futuros interesados. Además, trabaja como garantía para el cumplimiento de ambas partes. La promesa de compraventa es uno de los gastos notariales más importantes y tiene un costo del 10 % del valor del inmueble. Este valor se considera un anticipo, por lo que debe ser asumido por el comprador dentro del plazo o condición.

Por otro lado, el contrato es realizado por:

- El prominente comprador que se compromete a comprar un inmueble.

- El prominente vendedor que se compromete a venderlo.

Aunque cada una de las partes puede tener dos o más personas. Por ejemplo, si la propiedad pertenece a una pareja o a una familia. Sabiendo esto, ahora veamos qué datos se deben incluir en la promesa. Requisitos de la promesa de compraventa

Cada negocio es diferente, por lo que cada uno puede tener cláusulas adicionales o diferentes, dependiendo de las circunstancias. Sin embargo, según el Artículo 1611 del Código Civil, estos son los puntos básicos que se debe cumplir:

- Identificación de las partes.

- Objeto del contrato.

- Identificación del inmueble con número de matrícula inmobiliaria.

- Tradición del inmueble.

- Precio y forma de pago.

- Arras pactadas, también conocido como anticipo.

- Saneamiento del inmueble.

- Fecha, hora y notaría en la que se firmará la escritura de compraventa que perfecciona este contrato.

- Estado civil.

- Plazo o condición a la que está sujeta la promesa.

Para otorgarle una validez jurídica al documento, este debe ser autenticado por un notario en una notaría distrital como uno de los gastos notariales. Además, tiene una validez de 10 a 90 días, aunque esto puede variar según los puntos acordados entre las partes.

¿Qué pasa si alguna de las partes renuncia al acuerdo?

En caso de que se busque desistir de la promesa, se da paso a una anulación o a un incumplimiento. El primero sucede cuando las dos partes llegan a un acuerdo común sin hacer efectiva alguna penalidad. En cambio, el segundo se da de forma unilateral, por lo que en este caso la parte perjudicada puede:

- Demandar ante un juez.

- Llegar a una resolución donde todo vuelve a ser como antes.

Para proteger a las partes y evitar conflictos legales, se puede agregar la cláusula de destrate. Esta permite que cualquiera de los involucrados se retracte del negocio pagando un valor fijado en la compraventa. Por ejemplo, esta cláusula permite que un contrato de arrendamiento pueda ser terminado en cualquier momento. Sin embargo, solo si se paga un valor fijado, generalmente en cánones de arrendamiento. Los beneficios de esta son la posibilidad de terminar el acuerdo sin entrar a un conflicto jurídico que puede ser extenso y costoso. De la misma manera, la parte afectada recibe una compensación por cumplir con su tarea.

Fuente: Finca Raiz Blog


F&M GESTIÓN EMPRESARIAL SAS
F&M GESTIÓN EMPRESARIAL SAS Whatsapp
Hoy
Hola, buen día. Cómo puedo ayudarle el día de hoy?

 

©2022 inmobiliariafym.com, todos los derechos reservados.
Powered by: wasi.co